¡Saludos lector de Tocajazz.com! ¿Sabías que alterar correctamente los acordes marca la diferencia entre un sonido profesional de jazz y un sonido mediocre?

Pues después de años buscando un artículo que tocara el tema correctamente y no encontrarlo, o si pero a medias o explicado de forma muy confusa, decidí crear la visión más clara de esta famoso concepto en la menor cantidad de texto. Como siempre, una vez más la mejor información la encontrarás en Tocajazz.com

Introducción

Pues bien, algo alterado hace referencia por lógica a algo que dejó de ser como siempre para convertirse en otra cosa, como dice la RAE, – Alterar (Verbo transitivo): “Cambiar las características, la esencia o la forma de una cosa“.

En el caso de los acordes, estos pueden ser alterados o modificados para obtener un color o contraste diferente pero siempre conservando su funcionalidad. La funcionalidad es el papel que desempeña un acorde en una progresión o sucesión de acordes.

Ejemplos simples

¿Qué propósito tiene alterar los acordes? Pues esto es simple, este hecho aumenta la tensión o efecto de cúspide (clímax) en la música, hace que adquiera más sustancia… un ejemplo podría ser una película con una trama sosa… si el director añadiera una serie de hechos adversos que intrincaran más los problemas de los actores, seguro al resolverse todos los hechos se generaría un efecto de placer aún mayor en el público, ó Charles Chaplin que disfrutaba hacer escenas peligrosas que ponían los nervios de punta para generar tensión y posteriormente resolvía la situación de forma graciosa.

Lo que tienes que saber es que los acordes son de 4 tipos (cualidades): Mayores, Menores, Dominantes y Disminuidos y cada uno de ellos posee un banco o librería de posibilidades (notas “accesorio”) para modificar su color sin perder su cualidad.

El primer acorde que normalmente se recomienda alterar primero es el Dominante, ya que es el que posee el mayor número de grados alterables por su condición de acorde inestable o resolutivo. Por ejemplo:

dom

Una forma práctica de entender las tensiones o notas alteradas es viéndolas como disonancias, notas que no pertenecen a la tonalidad y por ende al modo en curso, aproximaciones o enlaces más cromáticos entre progresiones.

Recomendaciones

Seguro si no estás familiarizado con estos conceptos tu primera reacción al ver un acorde alterado será de pánico ya que es necesario una correcta familiarización con los intervalos, por eso es importante una buena metodología desde tus inicios.

Recuerda que para comprender mejor los intervalos y su correcto funcionamiento sobre los acordes es necesario estudiar los módulos de armonía correspondientes que aquí en TocaJazz.com ofrecemos.

Es muy importante considerar que los acordes se moverán sobre el tiempo a una velocidad considerable, así que el cerebro deberá de responder correctamente a estos cambios tomando en cuenta las alteraciones correspondientes, ya sea porque estén especificadas en la pieza o porque como improvisadores deseemos incorporarlas en nuestras líneas improvisadas para causar un efecto más intenso en la audiencia.

Es aconsejable estudiar en cámara lenta y en situaciones controladas, de esta forma nuestra mente se acostumbrará gradualmente al sonido producido por estos nuevos acordes.

A continuación te proporciono una tabla que incluye las alteraciones posibles para los acordes.

tensions2

Memoriza las reglas del recuadro, transporta en todos los tonos y experimenta sobre tus cambios de acordes. Si en algún momento no sabes como empezar o como enfrentarte a esta situación recuerda que TocaJazz.com siempre será tu mejor opción.

Roberto Hinojosa
Sígueme en

Roberto Hinojosa

Saxofonista Profesional, profesor del área de saxofón en TocaJazz.com.
Roberto Hinojosa
Sígueme en

Latest posts by Roberto Hinojosa (see all)

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?